Una casa mitad moderna, mitad clásica.

| Sin comentarios
En este bonita casa se mezcla lo moderno y lo clásico a la perfección, consiguiendo que sea difícil distinguir donde hay un estilo y dónde otro. Especialmente es patente, ésto, en la sala principal donde, con un espacio abierto, se juntan el salón o comedor, la sala de estar y la cocina.


En un primer vistazo, vemos, en la sala principal; un espacio amplio y abierto que se encuentra dividido por el tipo de suelo empleado para la cocina donde se usaron baldosas de piedra y, para el resto, parqué en espiga de tonos medios de madera.


Todos los electrodomésticos, de la marca Miele, encajan perfectamente en una cocina hecha a medida para disfrutar cada día donde lo práctico se conjuga con lo acogedor en una mezcla de estilos, siendo la cocina de estilo moderno y el salón o comedor de estilo más clásico.






Desde el punto de vista del Feng Shui, en este primer espacio, el equilibro está muy bien conseguido; tenemos en cada zona todos los elementos necesarios lo que contribuye, en cierta medida a que haya más armonía alrededor de nosotros. Un detalle a destacar es la colocación de la isla, la cual nos permitiría realizar la comida y hablar con alguna persona que se halle en la zona del salón; todo un acierto.

Como podréis observar en las imágenes, la zona destinada a sala de estar y al salón o comedor, poseen un estilo de mobiliario más clásico; siendo éstos de madera maciza. Por otro lado, el tono gris de las paredes contrasta con el blanco del techo con luces empotradas y sus molduras y zócalos también en éste último color, creando un ambiente muy acogedor.










En el baño principal, muy completo y bien organizado, nos encontramos con un diseño moderno, en el cual se han empleado las mismas baldosas cerámicas, de un aspecto como imitando el óxido, tanto para el suelo como para las paredes excepto en la zona de ducha, donde se las emplea de un color claro, contrastando y diferenciando dicha zona del resto y haciéndolo más bonito si cabe. Junto a la ducha, hallamos un calentador de toallas o albornoces.





Todos los dormitorios, más o menos similares en su estilo, destacan por su mobiliario clásico y por tener, el mismo acabado en paredes y techo que las demás zonas de la casa no destinadas a cuartos húmedos; todos ellos muy equilibrados y luminosos.









En el segundo 'baño', más sencillo que el primero, vemos sólo dos elementos, una ducha y un lavabo, los cuales hacen su función pero se echa en falta un inodoro. Al igual que en el otro, la ducha posee un revestimiento diferente del resto, siendo éste de azulejos cerámicos blancos para el resto del baño y no de acabado pétreo.

Sin duda, una bonita casa reformada que nada tiene que envidiar a las nuevas ya que posee un gran encanto.














Fotos vía: stadshem
Tags :
Usamos cookies propias y de terceros para navegar y mostrar publicidad según sus preferencias. Si continúa, acepta la política de cookies y condiciones generales
Política de cookies +