Mitos y supersticiones en el Feng Shui.

| Sin comentarios
El Feng Shui no es más que una forma de percibir el mundo y por tal razón, no queda exento de que surjan mitos o supersticiones a su alrededor.


El método proporciona ideas interesantes para poder relacionarse con el entorno y mejorar nuestra vida y, como no podía ser de otra forma, el Feng Shui, al abarcar tan variados temas y como en cualquier cultura (la china no iba a ser menos), siempre surgen temas discordantes.


Todos los objetos empleados en el entorno, ya sea una simple silla o un espejo, cambia la energía en un espacio o al forma de asimilarla. Como ejemplos os pondremos tres; el primero de ellos, una habitación pequeña llena de objetos y muebles, en la que la energía y el cambio de ésta fluye lentamente y hasta se estanca al no hallar espacio suficiente. El segundo, es una planta la cual irradia energía propia al estar viva, renovando la de la habitación donde se halla. El tercer ejemplo, tan simple como cambiar la cama de posición, nos expone a un tipo u otro de energía según la orientación que tenga, teniendo unos efectos u otros sobre cada persona.

En la cultura china existen una serie de objetos relacionados con los mitos y la superstición, y algunas personas consideran que tienen efectos sobre ellos, pero este efecto se deberá, en gran medida, a las creencias culturales de cada individuo. Estos objetos son:

Sapos de tres patas: idea basada en un fuerte simbolismo cultural que supone que traen buena suerte.

Espejos ba gua: se cree que repelen la energía negativa de un lugar.

Dragones:  se utiliza para conjurar a los malos espíritus pero para que funciones debemos de creer en ellos.

Imágenes del agua: sirven para modificar el ambiente de forma similar a como lo haría el agua como sustituto de ésta.

Flautas: basada en una creencia muy arraigada de la cultura china, se cree que usándolas la energía asciende pero debemos de creer en ello para que funcione.

Bendiciones: los objetos o artículos bendecidos por guías espirituales se usan para cambiar la suerte; pero al igual que en otros casos, depende de que creamos en ello y que el objeto en sí, asimile el chi de otra persona para posteriormente irradiarlo donde se desee.

Plantas o flores de seda: se pueden utilizar en lugar de las vivas, pero recomendamos las verdaderas ya que irradian energía viva.
Tags :
Usamos cookies propias y de terceros para navegar y mostrar publicidad según sus preferencias. Si continúa, acepta la política de cookies y condiciones generales
Política de cookies +